Google+ Los Colores de la Noche: El cometa C/2009 P1 Garradd (y otras historias sobre cometas)

domingo, 4 de marzo de 2012

El cometa C/2009 P1 Garradd (y otras historias sobre cometas)

Cometa Garradd
Durante febrero y marzo de 2012 el cometa C/2009 P1 Garradd se encuentra en un excelente momento para su observación en el Hemisferio Norte. No es visible a simple vista (pues no será más brillante de magnitud +7), pero atraviesa las regiones circumpolares y será observable durante toda la noche. Ofrece una excelente vista en prismáticos y telescopios, y en fotografía aparecen perfectamente dos colas que se muestran opuestas. Pero antes de dar más detalles sobre este cometa hagamos un breve repaso a la naturaleza de estos cuerpos.

Los cometas provienen de los confines del Sistema Solar y se adentran de vez en cuando en su interior siguiendo órbitas muy excéntricas. Existe una enorme cantidad y variedad de ellos, aunque son pocos los que se aproximan lo suficiente y resultan tan brillantes como para ser observados a simple vista. Antes de que Edmund Halley pronosticara la reaparición del que lleva su nombre para 1758 (aplicando las recientes teorías de Newton), estas pequeñas rocas heladas causaban un gran revuelo rompiendo la perfecta armonía aristotélica de los orbes celestes. Si ya les costó a los empecinados astrónomos siglos de estudios y artificios matemáticos para encajar a los "errantes" planetas en el modelo geocéntrico, sólo les faltaba que de vez en cuando viniera un cometa a terminar de amargarles los epiciclos. Pero en el siglo XVIII ya estaba aceptada y más que confirmada la teoría heliocéntrica, y la gravitación de Newton proporcionaba la base física para explicar las órbitas elípticas de los cuerpos del Sistema Solar, lo que permitió comprobar que los cometas eran unos astros más orbitando alrededor del Sol aunque con ciertas peculiaridades.
 
Hoy sabemos que el origen de los cometas está en dos distantes regiones: el Cinturón de Kuiper -situado más allá de la órbita de Neptuno- y la hipotética Nube de Oort, en los mismos confines de nuestro Sistema. Realmente son restos de la nube primigenia que dio lugar al Sol y a los planetas, que han permanecido situados en la zona más alejada de nuestra estrella conservando la misma composición que hace miles de millones de años. En el tamaño y forma pueden ser similares a los asteroides (cuerpos irregulares de unos kilómetros de diámetro), pero su composición es diferente, con una gran catidad de agua y gases congelados. Al estar muy lejos de nuestra estrella tienen un vínculo gravitatorio más débil y es muy fácil que sufran la influencia del paso cercano de otra estrella o de los planetas más exteriores, lo que provoca que algunos sean expulsados y otros se precipiten hacia el interior de nuestro Sistema siguiendo en unos casos órbitas elípticas muy excéntricas, o en otros trayectorias parabólicas o hiperbólicas. Estas trayectorias se ven afectadas por los planetas y cambian continuamente, pudiendo darse el caso de una colisión (generalmente con Júpiter) o de que acaben precipitándose hacia el Sol. Según el tiempo que tarden en completar la órbita se clasifican en cometas de periodo corto (como el Halley, que reaparece cada 76 años) y de periodo largo (de miles de años).

Cuando los cometas se aproximan al Sol se comienza a producir la sublimación de los materiales que lo componen, que son expulsados junto a partículas de polvo y poco a poco al núcleo rocoso le va apareciendo una cabellera difusa. Por un lado las partículas expulsadas se mantienen en la trayectoria orbital del cometa formando la que se conoce como cola de polvo, y por otro los gases interaccionan con el viento solar y forman la cola de plasma, que aparece siempre opuesta al Sol. Estas formaciones crecen conforme la distancia al Sol se acorta, y cuando el cometa vuelve a alejarse desaparecen. Las partículas que deja el cometa son las que producen las conocidas "lluvias de estrellas" cuando la Tierra atraviesa su órbita y penetran en la atmósfera.

Los últimos cometas destacados fácilmente observables a simple vista (incluso desde una ciudad) fueron el Hyakutake en 1996 y el Hale-Bopp en 1997, que llegaron a constituir todo un espectáculo apenas con un año de diferencia. Pero estos fueron casos excepcionales. Lo más común es que tanto la distancia a que pasan de nosotros como el tamaño hagan que sean menos brillantes y pasen desapercibidos, aunque podemos tener alguna sorpresa como ocurrió con el cometa Lovejoy al finalizar el año 2011.

Recorrido del cometa Garradd en 2012
El cometa Garradd fue descubierto en 2009 y se manejaban previsiones de que sería un astro moderadamente brillante que se situaría en el límite de la percepción a simple vista (entre la magnitud +6 y +7). Su órbita es hiperbólica y casi perpendicular al plano de la Eclíptica, pasando bastante lejos tanto del Sol como de la Tierra en comparación con otros cometas (su perihelio se produce a 1,55 U.A.). Desde agosto de 2011 ha ido incrementando su brillo hasta alcanzar un máximo de unas +7 magnitudes a finales de febrero, momento a partir del que se vuelve a alejar para perderse en los confines del Sistema Solar. Durante estos días pasará rápidamente entre las constelaciones del Dragón, la Osa Mayor y el Lince, en la región circumpolar norte, mientras su brillo decrecerá progresivamente (ver mapa de localización).

Visualmente se puede observar perfectamente a través de unos prismáticos y pequeños telescopios como un objeto difuso con un centro brillante, y practicando la visión indirecta es posible distinguir la cola de polvo. En tomas fotográficas como la que hay a continuación se aprecian perfectamente las colas de polvo y plasma situadas casi opuestas. Esta fotografía en cuestión está realizada a foco primario por el telescopio con 10 minutos de exposición a 800 ISO. La cola de polvo apunta hacia la parte izquierda de la foto y tiene un mayor grosor y brillo, mientras que la cola de plasma -de tonalidad azulada- es fina y más tenue.

Cometa Garradd
En los últimos días ha sido posible observar un fenómeno curioso no muy frecuente que ocurre a veces en los cometas: la aparición de colas múltiples. La imagen astronómica del día (APOD) del 3 de marzo de 2012 mostraba una segunda cola de plasma. 

APOD (NASA) que muestra una segunda cola de plasma en el cometa Garradd

CURIOSIDADES COMETARIAS
  • En la antigüedad han sido numerosos los astrólogos ejecutados por ser incapaces de predecir la aparición de un cometa. En esta cuestión creo que debemos aprender de tan sabios reyes. 
  • Se cree que el origen de la cruz gamada o esvástica (presente en culturas muy dispares) pudo ser un cometa muy brillante con colas múltiples, aunque esto es sólo una conjetura. 
  • El historiador Suetonio culpó a los cometas (y a su maligna influencia) de las locuras cometidas por Nerón. Eso fue porque por entonces no había comunistas. 
  • Aún así hubo algunos que no aceptaron tal influjo maléfico, como el emperador Vespasiano, que ante los reproches de sus sabios por desdeñar de un cometa que acababa de apararecer en el cielo dijo: «esta estrella con cabellera afectará al rey de Partia, que también tiene cabellos. A mí no me va a afectar porque yo soy calvo». Debido a su estado de salud Vespasiano murió poco después, y naturalmente creyeron que fue debido a burlarse de la presencia ominosa del cometa.
  • Del cometa Halley se conocen 31 apariciones desde el año 2315 a. C, y en todas la ha armado gorda. Morían reyes, se perdían batallas, rodaban cabezas de astrólogos o directamente se acababa el Mundo. Incluso al principio del siglo XX (cuando se publicó que entre los componentes de los gases del cometa estaba el cianógeno) se creó una alarma de grandes proporciones al creer muchos que la humanidad iba a perecer envenenada al atravesar la Tierra la "ponzoñosa" cola del cometa. No pasó nada salvo que los vendedores de máscaras de gas "anticometa" se forraron.
  • En 1997 alguna que otra secta "new age" creía que el gran cometa Hale-Bopp era seguido por una gran nave extraterrestre que venía a abducirles (como si no tuvieran otra cosa que hacer los extraterrestres que recoger zumbados). Una de ellas ("La Puerta del Cielo") llevó a cabo un suicidio colectivo para subir a la nave en espíritu.
  • La alegría de los astrónomos por el paso de un cometa no es compartida por los Hare Krishna, que deben recitar su famoso mantra durante horas y horas para alejarlo, aunque su gurú asegura que los cometas sólo se llevan a los malvados y que los justos no tienen nada que temer. Este extremo ha sido refutado tras comprobar que después del paso de dos grandes cometas España sigue llena de políticos corruptos. 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

  1. Qué fresquito entra hoy del mar; debe ser el cometa Frudesa llamando a la puerta4 de marzo de 2012, 18:24

    ¿Cuánto mide un cometa? Y si es algo pequeñito, ¿cómo es posible que se vea tan bien desde un cortijo (es un poner)y no se distingan menos que los planetas grandes como Saturno? ¿Quién le pone los nombres a los cometas? El Garradd primero describe un arco amplísimo y después se lía a hacer bucles como quien se pone en la barra de una verbena a beber cubatas. ¿Por qué? ¿Es cierto que en tiempos de los romanos no había comunistas? ¡Queremos (o quiero) saber!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. El núcleo rocoso de un cometa sólo mide unos pocos kilómetros de diámetro (generalmente menos de 10 km, aunque los gigantes pueden tener más de 50). Sin embargo la cabellera (formada por los gases y partículas que expulsa al irse acercando el Sol) puede llegar a los 100.000 kilómetros. Las colas pueden alcanzar longitudes de decenas o incluso cientos de millones de kilómetros.

      2. El brillo con el que se nos presenta depende del tamaño del núcleo y su actividad y desde luego de la distancia. Es raro que un cometa alcance brillo comparable a Saturno o Venus, y si lo hace (como fue el caso del Hale-Bopp)hay que tener en cuenta que ese brillo es difuso. Saturno, Júpiter o Venus siempre se distinguirán mejor que un cometa. El cometa Garradd no es perceptible a simple vista y las fotos son de 10 minutos de exposición.

      3. Los cometas son designados por el año de su descubrimiento seguido de una letra que indica la mitad del mes del descubrimiento (A denota la primera quincena de enero, B denota la segunda quincena de enero, C denota la primera mitad de febrero, D representa el segunda quincena de febrero, etc.) y un número que indica el orden de descubrimiento. A continuación se suele poner el nombre del descubridor.

      4. Los bucles son resultado del movimiento de la Tierra alrededor del Sol. El cometa se aleja y su movimiento propio es cada vez menos evidente desde nuestro punto de vista, pero nosotros nos movemos alrededor del Sol, con lo que varía la posición aparente del astro sobre el fondo de estrellas.

      Y 5. A los comunistas de los tiempos de Nerón creo que los llamaban cristianos. ¿Los giros que da la Historia, verdad?

      Eliminar

Si quieres aportar o preguntar algo sobre este tema no lo dudes, ¡comenta!