Google+ Los Colores de la Noche: Cómo personalizar el paisaje en Stellarium

viernes, 6 de septiembre de 2019

Cómo personalizar el paisaje en Stellarium

Uno de los programas informáticos más utilizados como planetario virtual es Stellarium. Este software, gratuito en su versión para ordenador, proporciona unas representaciones del cielo nocturno muy realistas y tiene muchas posibilidades de personalización, como añadir diferentes paisajes y horizontes que podemos elegir entre los que trae incluidos o bien construirlo nosotros mismos. Esta última es una opción muy atractiva, pues podemos simular el cielo en nuestro lugar favorito de observación o en algún paraje especial que nos gustaría recordar cada vez que abramos el programa. El procedimiento es relativamente sencillo aunque requiere de cierta dosis de paciencia, sobre todo a la hora de preparar las imágenes. Vamos a ver una forma de hacerlo paso a paso. 


1. Realización de las tomas del paisaje y construcción de una panorámica de todo el horizonte.

Al igual que cuando hacemos una panorámica del cielo, necesitaremos realizar una serie de tomas (con suficiente superposición entre ellas) que abarquen los 360º del horizonte. Pero en esta ocasión lo que nos interesa es el suelo, por lo que deberemos abarcar todo lo posible desde la línea de horizonte hasta casi nuestros pies. Para ello el objetivo más útil es un gran angular, por ejemplo un 14 mm, que además permitirá que nos salga enfocado casi todo el paisaje gracias a su gran profundidad de campo. Evidentemente es imprescindible un trípode, a ser posible con nivel de burbuja para nivelarlo correctamente. Los valores de velocidad, diafragma y sensibildiad dependerán de las condiciones de iluminación, que al ser diurnas nos permitirán una ISO baja y cerrar el diafragma algunos pasos. Lo ideal es realizar las tomas en pleno día y con el cielo nublado, pues así la luz será relativamente uniforme, de modo que resultará más realista al simular la noche. Si las hacemos en los momentos previos a la observación tendremos grandes diferencias de iluminación entre las direcciones Este y Oeste, por lo que será conveniente tomar varias medidas y elegir un valor de velocidad apropiado para que ante todo no quede ninguna zona velada ni otras demasiado oscuras. Al atardecer los cambios de luz son muy rápidos, por lo que no debemos demorarnos demasiado en realizar la serie. 

El siguiente paso es el revelado digital de los archivos RAW, pues damos por supuesto que las tomas las hemos hecho en ese formato. Mediante un programa como RawTherapee o Lightroom examinamos cada imagen para ajustar el mismo balance de blancos a todas, o si alguna ha quedado demasiado oscura compensar la exposición para que el resultado sea similar. Las exportamos en un formato JPG de alta calidad para construir la panorámica. 

Para ensamblar las imágenes podemos utilizar un programa para construir panorámicas, como Hugin Panorama Creator. En este artículo sobre cómo hacer una panorámica nocturna podéis encontrar más detalles sobre el proceso con este software. El resultado es algo parecido a la siguiente imagen. 

Panorámica del paisaje ensamblada con Hugin
2. Preparación de la imagen del paisaje para Stellarium.

El panorama resultante lo exportaremos con formato "png" con fondo transparente. Abrimos la imagen con un programa de edición como Gimp o Photoshop y comenzamos seleccionando cuidadosamente el cielo para borrarlo, dejando como transparencia todo lo que no sea suelo o elementos en tierra. Esta es una parte bastante laboriosa si queremos que la línea de horizonte quede bien. A continuación modificaremos el tamaño del lienzo (que no de la imagen, ojo) para darle un tamaño de 6000 x 3000 píxeles, dejando siempre el fondo transparente. El horizonte teórico debe quedar justo en la mitad, de modo que hay que tener en cuenta si hay montañas para situar la imagen correctamente respecto a la línea de horizonte. Probablemente quedará una porción en la parte inferior del lienzo sin cubrir, lo que solucionaremos duplicando la franja más cercana del suelo y disimulando la línea de unión con el tampón de clonar. De la línea de horizonte hacia abajo no pueden quedar zonas transparentes. 

Imagen del paisaje preparada para Stellarium
3. Creación de la imagen con la iluminación nocturna. 

Este paso es opcional, pero si queremos una reproducción lo más realista posible de las condiciones de observación tendremos que simular la contaminación lumínica y los puntos de luz cercanos que sean visibles desde el lugar. Si no lo hacemos el programa nos reproducirá unas condiciones de total oscuridad. Esta imagen debe tener las mismas dimensiones y formato que la del paisaje, por lo que la construiremos sobre ella. Sobre un fondo negro iremos alternando capas con los gradientes de iluminación y la fracción del paisaje que tapa esos focos. Si queremos que sin luna el suelo no sea visible dejaremos únicamente su silueta en negro, pero si queremos que haya algo de iluminación lo oscureceremos hasta el nivel que se aproxime a lo que vemos en noche cerrada. 

Ejemplo de simulación de la contaminación lumínica para nuestro paisaje nocturno
4. Creación del archivo "landscape.ini".

Por último tenemos que crear un archivo para que el programa Stellarium reconozca la imagen y asigne las coordenadas geográficas a las que corresponde así como la ubicación en el horizonte de las direcciones cardinales. Este archivo lo podemos hacer con el bloc de notas y asignarle la extensión *.ini. Debe tener al menos el siguiente contenido: 


  • Nombre del paisaje, autor y una descripción (información que aparecerá en la ventana de opciones de visualizacion de Stellarium). 
  • Tipo de proyección, en este caso esférica. 
  • Nombre de la imagen correspondiente al paisaje (maptex). 
  • Nombre de la imagen correspondiente a la iluminación nocturna, si la hay (maptex_illum).
  • Ángulo en el que Stellarium tiene que rotar el horizonte para situar el Norte. Esto es muy importante si queremos una buena representación del cielo. Para calcular este valor abrimos la imagen del paisaje con el programa de edición que hemos utilizado e identificamos el Norte, cuya ubicación se supone que debemos conocer. Medimos la distancia en píxeles desde este punto al extremo izquierdo de la imagen. El ángulo lo calculamos mediante la fórmula 270-(360*x/X), en la que x es la distancia que hemos medido y X el ancho total de la imagen en píxeles, que en este caso es 6000. 
  • Coordenadas: latitud, longitud y altura. Las podemos obtener con ayuda de cualquier visor geográfico disponible en internet.

5. Cargar el paisaje en Stellarium.

Guardamos este archivo en una carpeta junto a las dos imágenes, y la llamamos con el nombre deseado para el paisaje. A continuación la copiamos en la carpeta "landscapes" de Stellarium. 

Ruta habitual donde tendremos que copiar la carpeta de nuestro paisaje
La ruta suele ser "Archivos de programa > Stellarium > landscapes". La carpeta debe contener las imágenes del paisaje en formato png y el archivo "landscape.ini". 

Ya está todo listo para personalizar el horizonte en Stellarium. Iniciamos el programa y abrimos las opciones de visualización (que están en la barra izquierda). En la ventana que se nos muestra elegimos la pestaña "paisaje" y en el listado que aparece a la izquierda ya debe estar el que acabamos de crear. Si ha quedado bien y nos gusta podemos establecerlo como predeterminado para que siempre que iniciemos el programa lo cargue. 

Paisaje de Don Domingo con compañeros de la Asociación Astronómica Sirio de Málaga
Asi queda la simulación del anterior paisaje en horas nocturnas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres aportar o preguntar algo sobre este tema no lo dudes, ¡comenta!